Anonimato en Internet – Primera parte

¿ Cuántos de ustedes no dice a lo largo del día la palabra Internet y habla o utiliza alguno de sus servicios ? ¿ Habéis hecho alguna vez esa reflexión ?

Web, correo electrónico, mensajería instantánea, comercio electrónico, alacenamiento en la “nube”, videojuegos, móviles … casi todo lo que usamos fluye hoy por internet, y es que los últimos años “la red de redes” se ha convertido en una parte esencial en nuestras vidas incluso más de lo que fue la telefonía en el pasado siglo.

Pero claro … ¿ son seguros nuestros datos cuando viajan por internet ? ¿ qué sucede con nuestra intimidad y derecho del anonimato ?

Ojalá que fuese el agente 86 quien nos espía

Ojalá que fuese el agente 86 quien nos espía

Cuando accedemos a internet para conectarnos a una página web o enviar un correo, nuestra información se trocea y pasa por gran número de servidores (nodos) hasta llegar a su destino, y cada uno de estos puede llevar un registro (traking) de nuestras comunicaciones.

¿ Estamos protegidos contra el espionaje o el uso que hacen compañías y terceras partes sobre nuestros datos ?

La realidad es que no. Casi todo es “traceable” y muchas empresas se dedican a recopilar información nuestra para distintos y ocultos fines.

Por ello si os preocupa vuestra privacidad e intimidad, en este artículo os daremos una serie de consejos sencillos y útiles para mejorar vuestro anonimato en internet.

Antes que nada una aclaración.

Estamos acostumbrados a utilizar servicios “gratuitos” (redes sociales, emails, almacenamiento en la nube, blogs, foros, etc) de empresas que se dedican a recoger la información que nos solicitan para sus usos y beneficios.

“Gratis” no significa que no tenga un “coste” más o menos oculto, por lo que nuestra privacidad, contactos y hábitos son el caramelo goloso de estas empresas.

Así debéis ser responsables y conscientes de qué usáis y qué datos facilitáis. Recordad que una vez que facilitáis unos datos es muy difícil, sino imposible, ejercitar vuestro derecho de cancelación de los mismos.

De poco sirve emplear estas técnicas si después facilitáis vuestros teléfonos, contactos, agendas, datos personales, etc … ¿ os recuerda a alguna compañía ?

Comencemos por el principio.

Datos en tu ordenador

  • Cookies, cache, historial de navegación: Cuando “surfeamos” por internet, el navegador suele almacenar nuestro histórico de navegación, sus contenidos (cache) e incluso datos sensibles relativos a nuestra sesión que podrán ser utilizadas en futuras visitas a los mismos sitios (cookies). El problema es que estos datos no suelen estar encriptados y pueden ser consultados bien por estas webs o incluso por programas maliciosos (troyanos, virus, etc). Por esta razón, es conveniente limpiar las cookies, cache o historial de navegación. Los principales navegadores tienen opciones para realizar estos limpiados.
  • Navegador con opción de “navegación privada”: Esta cracterística muy útil implementada por algunos navegadores como (firefox, chrome), nos permite navegar sin registrar cookies, cache o el historial de navegación.

Sitios de confianza

Otro aspecto importante es conectarnos sólo a sitios de confianza y sistios seguros. Para ello podemos usar.

  • Zonas de confianza del navegador. Navegadores como Internet Explorer nos permiten establecer zonas y sitios de confianza para conectarnos sólamente a ellos.
  • Antivirus, suites de seguridad. Algunos antivirus disponen de bases de datos con listas negras actualizadas de sitios en internet por donde la navegación no es segura por contener virus, troyanos, etc, de modo que su utilización puede ser muy útil para evitarnos problemas.
  • WOT. Este es un servicio que nos permite añadir una extensión al navegador para conocer la “reputación” de los sitios a los que nos vamos a conectar, para sí estar alertados. (http://www.mywot.com)
  • HTTP Nowhere. Esta extensión al navegador nos obliga a conectarnos sólo a sitios donde se utilice SSL, es decir conexión cifrada con certificado digital. Aunque para un uso general puede ser bastante extrema, es interesante para ciertos escenarios.

Rastro en buscadores de internet

Buscadores como Google hacen traking de nuestras búsquedas guardando parte de esa información para enlazarlos con nuestros datos y perfil de Gmail, Google +, etc y (entre otras cuestiones) ofrecenos publicidad más específica.

Como alternativa, podemos utilizar buscadores sin rastro, como DuckDuckGo https://duckduckgo.com/

Hasta aquí la primera entrada de estos consejos y herramientas sobre el anonimato en internet. Estad atentos a la siguiente entrada, donde hablaremos sobre la encriptación y otras herramientas interesantes …

2 pensamientos en “Anonimato en Internet – Primera parte

  1. Pingback: Anonimato en internet - Segunda parte y final | El Blog del Software de Gestión en la PYME

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve el acertijo (requerido) Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.