ERP / CRM / TPV

A diferencia de otros países europeos como Inglaterra, Francia o Alemania, en España la gran mayoría de las PYMES carecen de una conciencia y educación tecnológica que les induzca a invertir en su modernización a efectos de ser más competitivos o alcanzar techos de mercado superiores.

Centrándonos en aquellas empresas conocedoras de la necesidad del uso de un software que les facilite la gestión cotidiana, es muy común encontrar casos donde la penetración de las soluciones informáticas es muy baja. En estos casos, las empresas tienen distintas aplicaciones de gestión que resuelven problemáticas individualmente, pero que no se integran entre sí, con el consecuente problema de la falta de interrelación de los datos, y la duplicidad e incoherencia de los mismos. Es decir, la mayoría de las PYMES con un cierto grado de informatización han carecido de un plan de implantación y evolución tecnológica, por lo que se sustentan en programas de gestión inconexos que a lo largo del tiempo han ido parcheando y resolviendo distintas necesidades, pero que a medio plazo hacen a la empresa poco competitiva como consecuencia de los efectos de no disponer de los datos entrelazados.

En toda empresa, su mayor activo son los datos. Ellos reflejan el estado actual de la empresa y el trabajo diario de los empleados. Gracias a ellos, se pueden hacer análisis financieros, comerciales, de fabricación, de costes, etc, que ayudan al empresario a la detección de problemas para su corrección y a extraer las tendencias y evolución del mercado, de forma que les permitan tomar decisiones para adelantarse al futuro. Todo ello aporta una gran ventaja competitiva a la empresa.

Por esa razón, los datos de la empresa deben entenderse de una forma única y global, en vez de como meros repositorios diferentes manipulados por distintos programas inconexos. El valor real de los datos de una empresa radica en su interrelación y manipulación de forma única y formalizada.

El software se ha convertido en uno de los engranajes fundamentales para la gestión de las empresas donde se sustentan los datos, por lo que debe enfocarse como una solución integral para la misma.

Según crecen las empresas, se hace necesaria utilizar una solución integral para su gestión. Es, en estos escenarios, donde implantar un ERP cobra fuerza.

Este sitio web usa cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Las "cookies" son esenciales para el funcionamiento de nuestra web y el sistema de estadísticas.

El uso de nuestro sitio web lleva implícita la aceptación del uso de cookies. Gracias por entenderlo. Saber más

Acepto