Consejos en la elección de un ERP. Los 7 factores elementales (1/2)

Bienvenido al blog de “prismasg.com”. Esta es la primera entrada de un artículo que debido a su logitud se ha tenido que dividir en dos, donde intentaré comentar los 7 factores elementales a tener en cuenta en la elección del ERP a implantar en una empresa. Este artículo pretende organizar un poco las ideas, y dar estructura en un documento de aquellos criterios o factores, a veces desconocidos y en otros casos existentes en nuestras cabezas de una forma abstracta, necesarios para la elección del ERP a implantar.

Consideraciones

El software se ha convertido en la actualidad en uno de los pilares de la gestión y operativa diaria de cualquier empresa. Su correcto funcionamiento y flexibilidad, condicionará nuestra eficacia y eficiencia. Es por ello, que la elección del mismo debe realizarse meditadamente y de forma objetiva, intentando medir los mismos puntos en la variada oferta que existe en el mercado.

En el caso de los ERPs, esta elección se hace aún más trascendente, porque este  será el software de referencia sobre el que descansará la mayoría de las gestiones y operativa de los departamentos de la empresa.

Hemos de aclarar que la elección de un ERP es una labor muy compleja en la que intervienen múltiples factores, y en muchos casos difíciles de evaluar. Por ello, en el presente artículo se exponen los 7  de puntos básicos de referencia, que un directivo o gestor de cuentas debería tener en consideración en las fases  de búsqueda y evalución de un ERP para su empresa.

  1. Funcionalidad.
  2. Tecnología utilizada, posibilidades de futuro.
  3. Experiencia de la empresa implantadora.
  4. Fabricante del Software.
  5. Tiempos de implantación.
  6. Soporte, actualizaciones.
  7. Coste total de propiedad.

Pasemos a aclararlos y comentarlos.

  1. Funcionalidad. Los ERPs son aplicaciones que incorporan módulos para resolver una gran variedad de las necesidades de una empresa, y se les suele catalogar dentro de la categoria de “Software Horizontal” (en otro artículo hablaremos de las soluciones verticales basadas en ERP). Pese a que la mayoría cubren unas áreas comunes (contabilidad analítica y presupuestaria, facturación, clientes, proveedores, almacén, …), no todos lo hacen igual ni ofrecen lo mismo o al mismo grado. Por en este punto, debería plantarse las siguientes preguntas:

    ¿ Resuelve y satisface mis necesidades funcionales ?
    ¿ es compatible con mi organización ?

    No caiga en el error de seleccionar un software que resuelve un área de actuación de su empresa, pero que en la práctica lo hace de forma incompleta o dificultosa para la forma de trabajo en su empresa.

    Recuerde:  El software es una herramienta para su empresa. Este debe ayudarle a solucionar ciertas carencias y a mejorar su productividad. Este debe ser parte de la solución, no un problema, ya que para problemas y desafíos, tenemos la realidad cotidiana.

  2. Tecnología utilizada, posibilidades de futuro.  Un ERP, se contempla como una solución software y hardware, que se implanta con las espectativas de que coexista en la empresa durante mucho tiempo. Cambiar de software (al fin y al cabo es una herramienta más de la empresa, pero no una cualquiera), requiere una formación y adaptación de los empleados, así como un cambio en la operativa de trabajo. Esto suele ser costoso en tiempo y dinero, y tener un gran rechazo en la empresa por los propios empleados. Por ello, se debe apostar por una solución tecnológica con espectativas de futuro, a fin de evitar que se cambie, al menos a medio – largo plazo. En el desarrollo de ERP existen distintas vertientes tecnológicas, cada una con sus pros y contras, de forma que hablar de ellas es como hablar de religión, fútbol o política. Existen personas más afines a unas u otras tendencias, así como defensores y detractores acérrimos. Salvando el debate tecnológico sobre cuál es mejor o peor, o cuál nos gusta más, deberá tener encuenta que sea cual sea la elección tomada, esta tendrá que realizarse considerando  su evolución y posibilidades de futuro.

    Por ejemplo: Hoy en Marzo de 2009, si opta por una solución basada en tecnología Microsoft, no tendría mucho sentido seleccionar aquella desarrollada en Visual Basic 6.0, o con trozos de código de VBA (Visual Basic for Application), ya que Microsoft desde 2002 marcó claramente la tecnología .NET (DOT.NET) como la sucesora, incluyéndola de serie en la herramienta de desarrollo Microsoft Visual Studio (.NET) 2002. Es más, según la Wikipedia (Desde el 1 de Julio de 2007, Microsoft ya no ofrece nuevas licencias de VBA a nuevos clientes).

En la próxima entrada terminaremos comentando los puntos restantes.

Un pensamiento en “Consejos en la elección de un ERP. Los 7 factores elementales (1/2)

  1. Pingback: ¿ Qué solución empresarial elegir … ERP o Software Vertical ? | El Blog del Software de Gestión en la PYME

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve el acertijo (requerido) Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.